12/09/2022

Interiores soñados con fachadas de aluminio en doble altura.

Las últimas tendencias en arquitectura y diseño de viviendas particulares buscan potenciar la luminosidad y la amplitud visual de los espacios interiores. Las fachadas en doble altura toman un gran protagonismo para generar espacios fluidos, de total transparencia, donde se diluyen los límites entre el exterior y el interior.

Dado que el living es uno de los espacios principales de la vivienda y el lugar de encuentro de la familia y amigos, donde disfrutamos del confort y relax del hogar, es por lo general el ambiente más amplio, donde se busca generar espacios fluidos y con amplias vistas al exterior, para contemplar el jardín o las vistas a la ciudad si está ubicado en un edificio.

Para potenciar el protagonismo de este ambiente una fachada en doble altura resulta ideal. Pero, ¿cuáles son las opciones posibles para resolver esta fachada? ¿Qué aspectos debemos tener en cuenta?

Lo que primero tenemos que decidir es el diseño que queremos darle a la fachada de doble altura, esto va a definir qué opción es la ideal para el proyecto.

Resolución con aberturas:

Pueden colocarse por ejemplo aberturas corredizas para resolver la planta baja, ya que el corrimiento de las hojas posibilita una cómoda apertura y salida al exterior. Lo más frecuente es realizar puestas corredizas de 2, 3, 4 o más hojas de hasta 3.00 m de alto. Para la planta alta, se puede colocar un paño fijo que apoya sobre una viga de acero revestida en panel compuesto de aluminio. También es posible combinar paños fijos con ventanas batientes, de abrir o desplazables. El tamaño de estas ventanas dependerá del producto elegido. Por ejemplo el sistema A40 de Aluar, permite un ancho máximo de la ventana de abrir de 1.20m y de una desplazable de hasta 2.00m. El tamaño del paño fijo dependerá de la superficie del vidrio. Los sistemas más utilizados son A40 o Altezza, y sus variantes con Ruptura de Puente Térmico.

Resolución con sistemas de fachadas vidriadas:

Otra opción, es utilizar sistemas de fachadas vidriadas de Aluar como Piel de Vidrio o Frente Integral. Se suele relacionar estos dos sistemas con frente de locales comerciales o edificios de gran porte. Sin embargo, su utilidad para lograr viviendas con fachadas de doble altura es muy interesante.

Frente integral es un sistema de columnas y travesaños que se unen entre sí, permitiendo realizar grandes paños fijos. Es bastante flexible en diseño en cuanto a la configuración de columnas verticales y travesaños horizontales y los tamaños de paño vidriado, cuyo tamaño máximo puede ser de hasta 2m de ancho. El sistema ofrece distintos tipos de columnas y travesaños de acuerdo a la verificación de las presiones de viento y distancia entre columnas.

En el caso de la piel de vidrio, el sistema está compuesto por columnas que se fijan con anclajes a las losas, y travesaños que forman una trama sobre la cual se colocan las hojas. Pueden utilizarse vidrios pegados con silicona para tener una superficie vidriada completa desde el exterior, que se destaca aún más cuando los vidrios tienen un tonalizado. El máximo entre columnas que permite el sistema es de 1.40m y de paños fijos de hasta 2,00m de alto.

En ambos casos, es importante evaluar dónde se ubicará el paso hacia el exterior, si deseamos la apertura total de la planta baja o solo una apertura para salir o ventilar. En el caso de necesitar la salida al exterior se deberá agregar una puerta, pero dado que esto cambiará el diseño de la fachada, lo ideal es que se resuelva la salida al exterior en otra abertura del ambiente. Para lograr ventilación, estos sistemas permiten utilizar ventanas proyectantes.

Cuando se elige una fachada de doble altura se debe tener en cuenta también el tema de la eficiencia y la seguridad. Dado que los vidrios son protagonistas y ocupan la mayor superficie, es importante elegir vidrio con control solar, para lograr el mayor confort interior y evitar las ganancias o pérdidas de calor. Además deben ser vidrios de seguridad laminados según indicaciones del fabricante de vidrios y según la Ley de vidrios seguros. Todos los sistemas de alta prestación de Aluar permiten el uso de doble vidriado y vidrios de seguridad (hasta 32 mm)

Otro aspecto a tener en cuenta en el diseño es la posibilidad de limpieza de los vidrios desde el exterior. En fachadas de doble altura, planta baja y segunda planta, los vidrios se pueden limpiar desde la planta baja exterior utilizando pértigas o brazos extensibles. Si la fachada toma más altura se tiene que considerar otras formas de limpieza con silleta desde la parte superior de la fachada.

En síntesis, las opciones para lograr fachadas de viviendas particulares de doble altura, con gran protagonismo y excelentes resultados al interior de los ambientes, son varias y su elección dependerá del diseño deseado para cada proyecto.